Uno de los principales objetivos de la Fundación DRO para alcanzar sus fines fundacionales es el de apoyar proyectos que favorezcan la creación, desarrollo y transferencia de soluciones innovadoras y conocimientos científicos al sector empresarial.

Para ello, apoyará aquellos proyectos presentados de calidad científica destacada, cuyos estudios de viabilidad económica y científica así lo aconsejen, y estén acordes con un fin de interés general. El ámbito científico estará relacionado con la tecnología de los alimentos.

Desde un punto de vista científico, será analizado por nuestro consejo asesor científico. Su decisión será relevante para la decisión de apoyar al proyecto. Ellos valorarán el proyecto teniendo en consideración aspectos como:

  • Carácter novedoso y singular
  • Posibilidad de transferir la tecnología
  • Elevado impacto social

Posteriormente se realizará un estudio económico. En este estudio se observarán las necesidades que solicita el jefe de proyecto y se analizará de qué manera la fundación puede colaborar en éste.

Esta colaboración puede realizarse de diversas maneras, a modo de ejemplo:

  • becando a algún investigador del proyecto; o
  • financiando los coste iniciales de la formación de la empresa; o
  • apoyando económicamente algún proceso necesario en la investigación, para que ésta siga avanzando.

Otra posibilidad a tener en cuenta es que la fundación podrá ponerse en contacto con empresas que estuvieran interesadas en dicho proyecto, para así colaborar con ellas, aportando un valor añadido a ambos.

El patronato siempre tendrá la última palabra a la hora decidir si se apoya a un proyecto, así como la forma de realizar dicho apoyo. El patronato será asesorado por el consejo asesor científico, el cuál emitirá un informe sobre la viabilidad del proyecto y junto con el estudio económico, valorará si realizar el apoyo o no.

La idea es que la Fundación DRO sirva de impulso para avanzar en la transferencia del conocimiento científico al mundo empresarial.